Doctor en Casa

¿Sabes cómo tener un embarazo saludable?

 Estar embarazada es un momento único en la vida de las mujeres. Los cambios físicos serán evidentes, sin embargo debes hacer más de un cambio en tu estilo de vida y comiences a cuidarte física y emocionalmente para poder llevar un embarazo, donde tu bebé y tú se encuentren saludables.

 

¡Sigue estas indicaciones y vive un embarazo lindo y sano, sin riesgos innecesarios! 

 

Buscar un doctor de cabecera

 

Es muy importante que tú y tu bebé reciban una buena atención prenatal. En la primera consulta te harán una serie de pruebas y preguntas con el fin de tener clara fechas y descartar posibles condiciones médicas que podría complicar el embarazo.

Si aún no encuentras un doctor no te desesperes, es importante que te de confianza y lo sientas cercano. Por otro lado, si estás tomando medicamentos es de suma importancia que se lo comuniques a tu doctor, así te evitarás cualquier problema que pueda ocasionarle al bebé.

 

Cuida tu alimentación

 

Tener una alimentación saludable es esencial en la vida y sobre todo en esta etapa, ya que tanto la madre como el hijo tienen requerimientos nutricionales especiales. Debido a esto, los expertos recomiendan seguir una dieta equilibrada que incluya: lácteos (aportan calcio), frutas y vegetales (son fuentes de vitaminas y minerales), carnes y pescados (son ricos en proteínas), y carbohidratos, preferentemente integrales.

 

La frase “debes alimentarte por dos” ya no se usa y no es correcta, sólo debes consumir 300 calorías adicionales por día.

 

Es importante evitar algunos alimentos crudos como los huevos y las carnes, los quesos blandos y otros productos lácteos o jugos sin pasteurizar, los pescados y mariscos crudos, así como los fiambres y jamones crudos para no ingerir bacterias que podrían ser perjudiciales para tu bebé.

 

Toma suplementos vitamínicos

 

En esta etapa es necesario consumir suplementos de vitaminas tales como el ácido fólico y hierro, que ayudará a reducir el riesgo de que el bebé pueda desarrollar malformaciones congénitas. La cantidad de hierro que necesita el organismo aumenta notoriamente durante el embarazo, sobre todo en el segundo y tercer trimestre.

 

Es importante que sepas, que consumir cualquier tipo de vitaminas en grandes dosis no siempre es beneficioso para la salud, asegúrate de preguntarle a tu doctor cuáles son las que tu cuerpo requiere.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Capítulos Recientes
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square

© 2018 by Brainstorm